02/10/2011

Siete jóvenes catalanes han asistido a las Jornadas de Jóvenes de ACCU España, en Granada

Caren, la Coordinadora de jóvenes de ACCU Catalunya, nos explica cómo fueron estas jornadas, en Granada desde el 21 al 25 de septiembre de 2011.

Hola a todos.

Una vez más escribo para explicaros cómo se vivieron las jornadas nacionales de jóvenes de ACCU.

Este año tocaron en Granada y parece que todos veniamos con muchas ganas. De Barcelona fuimos siete personas: Gustavo, Iñigo, Mireia, Cristian, Andrea, Mauricio y yo misma. Desde el primer momento hubo muy buen ambiente y todos hicieron buenas migas allí. Poco a poco fueron llegando todos, mientras esperábamos, los que ya estábamos allí nos fuimos a comer a uno de los restaurantes que había en el pueblo donde nos alojábamos.

Finalmente, ya atardeciendo, hicimos las presentaciones de las jornadas en donde los nuevos, algo tímidos diría yo, se presentaron uno a uno.

Hicimos muchas excursiones, visitamos el casco antiguo de Granada, la Alhambra, el pueblo de Alborote, el Museo de las ciencias…

Comimos cosas riquísimas, entre otras las famosas tapas (¡qué maravilla de tapas, riquísimas!) y por las noches, nos íbamos de fiesta, todos juntos, y nos poníamos a contarnos cosas, los más asiduos contábamos a los nuevos experiencias de jornadas pasadas, de historias que ahora recordamos con cariño.

La verdad es que es difícil explicar con palabras las sensaciones que puedes llegar a sentir en unas jornadas, son emociones intensas para los pocos días y creo, que estas jornadas en particular, había un calor humano muy tierno, muy cercano, muy parecido a lo que se siente cuando se reúne una gran familia.

Quizá era la tierra andaluza que enamoraba, pero también es cierto que la gente que fuimos este año desprendía una calidez especial.

En la última noche hicimos la denominada “valoración de las jornadas” en donde los jóvenes que asisten por primera vez a unas jornadas nacionales exponen qué les ha parecido, qué cosas cambiarían y, lo más importante… ¡si repetirían! Hay que decir, que la opinión fue unánime, ¡todos querrán repetir en las próximas!

Finalmente llegó el día 25, día de despedidas, muchos entre lágrimas se intercambiaban teléfonos para estar en contacto.

Y nada, realmente creo que fueron unas jornadas difíciles de olvidar, por la alta participación de jóvenes (había 30 plazas y se llenaron todas, es más, hubo jóvenes que fueron por su cuenta al haberse quedado sin plaza, sumando un total de 38 jóvenes de ACCU.) y porque compartir esos días todos juntos fue algo maravilloso.

Creo que todos los asistetes vamos a recordar estas jornadas con muchísimo cariño, y con mucha nostalgia, al menos así lo siento yo.

Y nada, a los que no vinisteis, deciros que el año que viene tenéis una nueva oportunidad de vivir la experiencia, ya que las próximas Jornadas Nacionales serán en Cádiz, con lo cual, volveremos a sentir la magia del Sur.

No os la perdáis, vale la pena vivirlo

Un saludo.

Caren.

Coordinadora de Jóvenes de ACCU Catalunya.