10/01/2015

#NadaNosPara - Kilómetros para la investigación de las EII

Una buena idea: puedes pasear, correr, ir en bicicleta, entrenar, nadar mientras recoges fondos para la investigación de las EII ¿Cómo?

Puedes ayudar a recaudar fondos para la investigación de la Enfermedad de Crohn y de la Colitis Ulcerosa (enfermedades inflamatorias intestinales - EII) en "IWOPI" con la causa #NadaNosPara   ¿CÓMO?

La causa solidaria #NadaNosPara la promueve Cristian Garrido, un joven deportista con EII, socio de ACCU Catalunya, miembro de la Comisión del Grupo de Deportistas EII de ACCU Catalunya, y deportista que participó en la Media Maratón de Bruselas representando a la "EFCCA - European Federation of Crohn's & Ulcerative Colitis Associations" el Día Mundial de las EII 2014. Todo el Grupo de Deportistas EII y ACCU Catalunya apoyan el proyecto.

IWOPI permite que los kilómetros que recorres mientras entrenas, corres, vas en bicicleta,  nadas,  o paseas caminando, los puedas  donar a una causa solidaria. 

En este caso, hablamos de la causa #NadaNosPara en IWOPI. Todos los kilómetros  que se donen allí  se destinarán a la investigación de las enfermedades inflamatorias intestinales -EII (enfermedad de Crohn y  Colitis Ulcerosa) y se donarán a la Unidad EII del Hospital Universitari Germans Trias i Pujol - Can Ruti.

¿Cómo se pueden donar kilómetros? Has de registrarte  en IWOPI http://www.iwopi.org/ y descargar tus kilómetros.  Después elige, por favor,  la causa #NadaNosPara, destinada a  la investigación de las Enfermedades Inflamatorias Intestinales - EII (enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa) para donarlos.

Todos podéis participar: pacientes, familiares, amigos, deportistas, adultos, jóvenes, niños … ¡Contamos con toda la sociedad!

No hace falta que seáis deportistas de alto nivel, sólo necesitamos que os guste caminar, correr o hacer deporte... como comentaban el otro día: hasta ir a comprar el pan cada día, caminando, suma para la causa!!!

Hacer ejercicio físico es bueno para la salud, pero en este caso, es también muy bueno para la investigación de las enfermedades inflamatorias.

¿Qué es la enfermedad inflamatoria intestinal (EII)? 

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII), es una enfermedad crónica que afecta al aparato digestivo, que por el momento no se puede curar, y que no es contagiosa.

La enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerosa son las principales enfermedades inflamatorias intestinales. Ambas causan inflamación del tubo digestivo, lo que puede causar dolor, diarreas y sangrado, pero existen diferencias entre ambas; mientras que la colitis ulcerosa afecta al colon, en la enfermedad de Crohn la inflamación puede localizarse en cualquier parte del tracto digestivo, desde la boca hasta el ano.

Los síntomas más comunes son: dolor abdominal, retortijones frecuentes, diarrea (puede empezar lentamente o de repente), necesidad de ir al baño con frecuencia, a veces sangrado rectal, anemia (que puede causar mareos o cansancio), fatiga (cansancio extremo), disminución del apetito, pérdida de peso e incluso fiebre.

Adicionalmente puede haber lesiones en la piel, en los ojos, o dolores en las articulaciones. En niños y adolescentes puede haber retraso en el crecimiento.

Es importante saber que en la EII se alternan periodos de actividad de la enfermedad con síntomas importantes (conocidos como brotes o crisis), con otros periodos en los que la enfermedad se atenúa (fases de remisión). En ocasiones, se puede tener un brote grave de la enfermedad y ser necesario un tratamiento hospitalario. En casos muy graves, puede ser necesario extirpar, mediante cirugía, las partes afectadas del intestino. La cirugía a veces incluye la creación de una ileostomía.

Según los datos que se dieron a conocer con motivo del Congreso de la Organización Europea de Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (ECCO) 2013, la EII afecta a más de 2.2 millones de personas en Europa y 5 millones en todo el mundo. En España, más de 15 de cada 100.000 españoles padecen enfermedad de Crohn, y más de 10 de cada 100.000 personas sufren Colitis Ulcerosa. Se diagnostican 2.000 nuevos casos al año de EII, con una incidencia cada vez mayor entre adolescentes y niños. En concreto, la incidencia de la EII en pacientes menores de 18 años ha aumentado en España casi un 200 por ciento (según el registro “Spirit”).

Las EII ocasionan, además de los efectos gastrointestinales, una percepción muy baja de la calidad de vida de los pacientes por su gran impacto físico y psicológico.